- Soy principiante. ¿Qué estilo me recomiendan para empezar?

El gran valor de la práctica del Yoga es que conviven en una misma clase practicantes avanzados y recién iniciados. Todos los estilos son aptos para principiantes. La elección del estilo que realices debe basarse en tu gusto, no en tu experiencia. Si nunca has hecho Yoga y no tenes idea por dónde empezar, nuestro consejo es que pruebes los distintos estilos y evalúes vos mismo cual es más acorde a tu personalidad. Esta es una práctica vivencial. Que tu cuerpo guíe tu elección.

- Tengo X problema, ¿puedo hacer yoga?

Siempre aconsejamos que ante determinadas problemáticas te asesores con tu médico de confianza. Notificanos cualquier inconveniente que tengas en la ficha de inscripción, cuanto más sepamos de tu situación, te vamos a poder ayudar con más herramientas. Pero nosotros NO somos médicos. Si tenés algún problema y no tenés diagnóstico, antes de comenzar con la práctica debes hacer la consulta médica correspondiente.

- Tengo X edad ¿puedo hacer yoga?

Las clases son aptas para todos los grupos etarios. Pero sí es importante que entiendas que tienen cierto nivel de exigencia físico. Podes participar de cualquier práctica comprendiendo tu situación y respetando a consciencia tus limitaciones. Pero si estas con serias dificultades para moverte o tenés muchas complicaciones es conveniente que te incorpores a grupos especiales de Yoga Terapia o hagas prácticas personalizadas.

- Quiero además de relajarme y meditar tonificar el cuerpo, ¿qué estilo me recomiendan?

Todos los estilos trabajan el cuerpo de manera integral. Se tonifica y se elongan los músculos de todo el cuerpo de manera armónica. El Yoga sin duda te ayudará a mejorar tu postura y tu silueta, pero si tu objetivo es puramente estético, nuestro consejo es que hagas un trabajo con ese enfoque.

- Estoy estresado. Necesito relajarme y desconectar. ¿Qué estilo me recomiendan?

El Yoga va a invitarte a conectar con vos mismo, no a “desconectar”. Todos los estilos son Yoga. Nuestro abordaje del ser es el mismo en las distintas clases. Todas las prácticas invitan a tomar consciencia de tu respiración, de tu cuerpo y todas las sensaciones del mismo. Logran a través del sistema de posturas y ejercicios de respiración que puedas permanecer en un intenso aquí y ahora, logrando estados de concentración y meditación. Las diferencias de los estilos radican en cómo están estructuradas las prácticas.

- No tengo mat, ¿debo comprarme?

Te prestamos un Yoga Mat (colchoneta) en caso de que no tengas, pero si haces del Yoga una práctica regular es importante que adquieras el tuyo. Lo podés dejar en el salón sin ningún inconveniente.

- ¿Cuántas veces por semana es recomendable hacer?

Entendemos que cuantas más veces practiques mejor va a ser para la evolución de tu práctica y mejor vas a sentirte. Pero también es necesario sincerarse con uno mismo y adquirir compromisos posibles a largo plazo. Es una práctica que debe incorporarse a tu vida de manera suave y orgánica.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE EL YOGA PARA EL EMBARAZO

- ¿Puedo practicar cualquier tipo de yoga durante mi embarazo?

Si bien el Yoga es Uno y el instructor puede adaptar la práctica las necesidades de cada asistente, siempre son preferibles los grupos homogéneos donde todos los concurrentes tienen más o menos las mismas inquietudes. Sobre todo en el caso de las mujeres embarazadas, es mucho más provechoso que sea una práctica especial para el embarazo porque así podrán seguir toda la clase sin quedarse afuera de ninguna postura. Porque además estar con pares es altamente benéfico en esta etapa de la vida. Porque toda la clase estará centrada en la situación especial del embarazo. Además el profesor de yoga debe tener una especialización en embarazo, conocer cuáles son las mejores posturas, en qué órganos influye cada una, las contraindicaciones y tener un conocimiento cabal de la anatomía y fisiología cambiante de una embarazada, la evolución del embarazo, los trastornos comunes, patologías serias, cualquier situación que ponga en riesgo al embarazo.

- ¿A partir de qué mes es conveniente practicar yoga para embarazadas?

Siempre con la salvedad de que es el médico obstetra que atiende a la embarazada quien tiene que autorizarla para que haga esta actividad, salvo que haya indicación en contrario, yoga para embarazadas puede practicarse desde el principio del embarazo.

- ¿Hasta qué momento puedo hacerlo?

Se puede practicar hasta el inicio del trabajo de parto. Es más, es altísimamente recomendable que la práctica se sostenga hasta el final, siempre que no haya complicaciones, en ese caso es el obstetra quien decidirá si se debe dejar la práctica y hacer reposo. La práctica sostenida de yoga previene o alivia problemas posturales, tonifica los músculos que serán protagonistas tanto en el embarazo como durante el parto, mantiene la elasticidad de las articulaciones, entrena en el arte de la respiración y la relajación, indispensables también durante el trabajo de parto. Pero además, la interacción grupal sostiene emocionalmente a la embarazada que no siempre encuentra en el equipo médico las respuestas a todas sus inquietudes. Y sabemos muy bien que cuanta más información pueda tener una mujer sobre todo este proceso mejor y más serenamente lo va a atravesar, conociendo de antemano lo que va a ir sucediendo y aceptándolo como un proceso natural y no patológico aplicando técnicas que le permitan aliviar la intensidad de las contracciones y colaborando para que se desarrolle fluidamente.