¿Qué es el Yoga?

El Yoga es una de las doctrinas del Hinduísmo, credo politeísta, que carece de fundador.

Para el místico hinduista la meta suprema de la vida es la absorción en Brahman (ब्रह्मन्), logrando el estado de Shamadi.

Brahman es impersonal y carente de imagen y se lo puede nombrar de muchas formas o de ninguna: trasciende toda forma, figuración, explicación, delimitación.

No debe confundirse con Brahmá, la deidad que forma la trinidad hindú junto con Shiva y Visnú.

En los Upanishads (textos sagrados del hinduismo) se señala al Brahman como lo absoluto, que se encuentra en todo el universo, que es la esencia de todo, que transciende a todo, que es inmanente y causa eficiente del cosmos; en tanto que a nivel de microcosmos su correlato es el atman o alma eterna de cada individuo.

El objetivo del Yoga, a través de los sistemas de posturas físicas y ejercicios que proponen, es que el practicante sea consciente de la identidad de Atman y Brahman, la unión del ser individual con el ser supremo. Pero también, esta “unión” que proviene justamente de su significado etimológico también se refiere a la integración del ser en sus tres aspectos: Físico – Mental – Espiritual.

CLASIFICACION DE LOS YOGAS

Cuando se trata de clasificar y agrupar los sistemas de Yoga, nos encontramos con diferencias de opinión entre los especialistas. Esto se debe a que los Yogas se solapan y superponen hasta tal punto que podrían hacerse distintas clasificaciones de igual validez. No resulta fácil definir las fronteras entre una senda y la otra, puesto que muchas veces representan aspectos distintos sobre una misma cosa.

Muchos hablan de las cuatro sendas del Yoga:

Karma Yoga: es el sendero de la acción desinteresada y el servicio sin pensar en sus frutos. Propone que al desapegarnos de los frutos de nuestras acciones y ofrecérselas a Dios, aprendemos a sublimar el ego. Se aprovechan las acciones cotidianas como vehículo para realizar el estado de unión (yoga) Es una senda muy adecuada para aquellas personas muy activas. “Para el karma yogui la clave consiste en responder a las demandas de la vida con un tipo de acción consciente, armónica y despojada del sentido del ego.

Algunos rasgos que definen al Karma Yoga:

• Es una forma de meditación dinámica en la que el practicante se implica totalmente en la acción mientras que interiormente permance desidentificado.

• Se realiza cualquier actividad con total entrega y consciencia, manteniendo una actitud de desapego frente a los resultados.

• En el Karma Yoga se deja de ser el protagonista de la acción para pasar a ser un instrumento, a través del cual la acción sucede.

Bhakti Yoga: es el Yoga de la devoción y la adoración en su expresión más refinada como amor al único. El bhakti yogui canaliza todo su potencial emocional al objeto de su devoción. Así trasciende su sentimiento de individualidad o ego y alcanza la experiencia y la comprensión de que “Todos somos uno”.

• Es una experiencia emocional y amorosa que no puede ser enseñada ni aprendida. Es un proceso que se despierta espontáneamente con la evolución de la persona.

• La actitud devocionald hace que la relación con todo lo que existe se transforme en un acto amoroso, viendo en todos los seres y cosas una manifestación de la energía divina.

• Sus disciplinas son los ritos y la entonación de cantos de plegaria.

Gñana Yoga: es el sendero del conocimiento espiritual y la sabiduría Utilizando la filosofía del Vedanta, el Gñana Yogui usa su mente para investigar dentro de su propia naturaleza. El Vedanta se basa en un pilar triple:

a) Estudio de las escrituras (textos)

b) La discriminación entre lo real y lo irreal por medio de la razón.

c) La experiencia intuitiva.

El Gnana Yoga está compuesto de dos etapas: En la primera se analiza y examina lo que se quiere conocer por medio de la mente racional y en la segunda etapa, se realiza un proceso de autointerrogación e indagación con el fin de dar un salto más allá de la mente racional. Se utiliza el pensamiento hasta donde resulta eficaz, y luego es abandonado para, a través de la indagación y el discernimiento, llegar a conocer la Realidad en forma de experiencia directa.

Raja Yoga: es el Yoga que explora y trabaja la conciencia en sus diferentes dimensiones. Presta su máximo interés a proporcionar una salud fuerte y poner en funcionamiento las energías latentes del organismo. Los seres humanos estamos volcados casi continuamente hacia el mundo exterior. Los sentidos son las antenas por las que recibimos una gran cantidad de información que entretiene nuestra mente y nos impide vivenciar los niveles profundos de la existencia. En el Raja Yoga, se dirige la atención a los planos interiores y se transcienden progresivamente el mundo exterior y el cuerpo físico. El sabio Patanjali lo sistematizó y llamo Ashtanga Yoga (Yoga de los ocho miembros) en sus Yoga Sutras.

ASHTANGA YOGA. Los 8 Pasos de Raja Yoga

Los ocho miembros (angas) son elementos constitutivos del proceso yóguico, requisitos para llegar al trance (Shamadi). Se dan simultáneamente, no tienen porqué eliminarse unos a otros

1. Yamas

Los Yamas o restricciones (los No) se dividen en cinco preceptos morales. Deben ser practicados y desarrollados en el cuerpo, pero más importante aún en el espíritu. Todos deben ser practicados con la palabra, el pensamiento y la acción.

• Ahimsa o no violencia

• Satyam o veracidad

• Brahmacharya o moderación en todo (control de todos los sentidos). También se refiere al celibato.

• Asteya o no robar

• Aparigraha o no codiciar

2. Niyamas

Los Niyamas u observancias (los Si). También se dividen en cinco y completan los preceptos éticos que comienzan con los Yamas. Estas cualidades son:

• Saucha o pureza. Limpieza interna y externa.

• Santosha o contentamiento.

• Tapas o austeridad.

• Swadhyaya o estudio de los textos sagrados.

• Ishwara Pranidhana es vivir constantemente tomando conciencia de la presencia divina. (entrega a la voluntad de Dios)

Los códigos de yama y niyama están diseñados para disolver el conflicto o fricción entre las acciones externas y las actitudes internas. Yamas y niyamas armonizan todo el ámbito de la actividad humana. Una forma correcta de actuar apacigua la mente. De la misma forma, la actitud interior armónica genera acciones positivas.

3. Asanas

Es la postura física utilizada en la práctica del yoga mental. Patanjali la define como una posición firme y confortable. En este contexto la asana no está relacionada con las numerosas posturas y ejercicios del Hatha Yoga (yoga físico). Se refiere a posturas de meditación, cómo padmasana (postura de loto). Siddhasana (postura perfecta) ó Sukhasana (postura fácil) Tiene que ser cómoda ya que la meditación puede durar varias horas y una incomodidad corporal puede ser causa de perturbación de la serenidad y la concentración.

4- Pranayama

Es la regulación de la energía vital (prana) a través del manejo de la respiración. Consta de tres fases: Puraka o inhalación, Kumbhaka ó retención y Rechaka ó exhalación.

El Yoguin regula el número de inspiraciones y exhalaciones, su duración, así como la duración de la retención del aire absorbido y el volumen del aire absorbido con la finalidad de disminuir paulatinamente el ingreso de aire en el organismo y de someter los tres momentos de la respiración a un ritmo determinado.

Así la mente se concentra en el proceso respiratorio ritmado.

5- Pratyahara

Es el proceso de interiorización en el que se disocia la consciencia respecto del entorno externo. La práctica de asana y pranayama conducen a una progresiva desconexión de los estímulos exteriores. Los sentidos no se asocian con sus propios objetos. Estos han sido neutralizados, generando que la consciencia pueda interiorizarse.

Con la práctica de pranayama el yogui ha iniciado su ingreso en el terreno de la concentración de la mente, núcleo central de la práctica del Yoga, con el pratyahara ya ha quedado establecido en él.

Quien ha practicado Pratyahara puede tener buena concentración y lograr la meditación. Pratyahara y Dharana son interdependientes. No se puede practicar el uno sin el otro.

6- Dharana

Dharana significa concentración mental. Es la palabra que mejor define al Raja Yoga de Patanjali. Cuando la influencia de los estímulos externos y de la actividad psíquica ha sido neutralizada por medio del pratyahara, la mente se fija en una sola cosa excluyendo todas las demás. Así se produce la unificación de la energía mental o concentración.

Para eso se enfoca la mente en un “lugar” que puede ser cualquier cosa: un objeto, un símbolo psíquico, una zona del cuerpo, un sonido místico (mantra), la respiración. Debe tener unas características que atraigan fácilmente la atención y que convenga a la naturaleza del practicante.

La finalidad de esta práctica es que la mente se fije en algo, se inmovilice y no vague al azar de los estímulos externos o por el dinamismo de las asociaciones de ideas (101 Filosofia Yoga)

Cuando la atención queda totalmente fijada en el objeto, la mente se inmoviliza y brota la experiencia meditativa. (31 claves)

7- Dhyana

Es el estado de pensamiento puro y absorción en el objeto de meditación. Dhyana surge directamente cuando se mantiene el flujo continuo de la atención sobre el objeto de la concentración, es la prolongación de la concentración o Dharana.

En el estado de Dhyana, el sujeto, el objeto de la meditación y el proceso de meditar se fusionan formando una unidad. El adepto se establece en un estado mental libre de todo condicionamiento y penetra en la esencia del objeto de la meditación. Este estado es la antesala de Shamadhi o superconsciencia.

8- Samadhi

Estado de supra consciencia. Se produce como consecuencia de la prolongación del proceso meditativo, el cual desemboca en el estado de Consciencia Cósmica. Es el nivel donde la mente y la dualidad han sido completamente trascendidas. En este estado, el yogui alcanza la experiencia cumbre elevándose a la categoría de iluminado.

HATHA YOGA: Muchos textos clásicos, como el Hatha Yoga Pradipika, el Gheranda Samhita y el Siva Samhita, consideran que la práctica del Hatha Yoga proporciona una higiene fisiológica que prepara el cuerpo para llevar a cabo un control mental eficaz. Por eso desde este punto de vista, se considera al Hatha Yoga como parte del sistema del Raja Yoga. Otros consideran al Hatha Yoga como una senda en sí misma. La traducción literal del término Hatha Yoga es yoga de la fuerza, pero en lenguaje coloquial, se le denomina yoga físico. Las dos sílabas que componen la palabra Hatha encierran su verdadero significado: Ha, quiere decir luna y Tha quiere decir sol. Hatha Yoga es por lo tanto, la unión del sol y la luna. Cuando estas dos fuerzas se unen y equilibran se despierta una tercera fuerza conocida con el nombre de kundalini (energía espiritual). El despertar de kundalini lleva al estado de Supersonsciencia.

El conjunto de técnicas psicofisiológicas para la purificación del cuerpo-mente que se utilizan en Hatha Yoga son:

• Shatkarmas: ejercicios de purificación interna a fin de equilibrar los tres doshas (tridoshas) o humores del cuerpo: mukus (kapha), bilis (pitta) y gas o aire (vata). La proporción equilibrada de los tres facilita las funciones fisiológicas, pero si existe exceso o escacez de alguno, aparecerán desequilibrios y dolencias provocadas por el aumento o descenso inadecuado de la temperatura corporal.

• Bandhas: su traducción es llave o cierre y consiste en una contracción física suave pero intensa, que afecta a músculos, órganos, vasos sanguíneos, nervios, canales psíquicos (nadis) y centros psíquicos (chakras). Su objetivo principal es evitar la disipación del prana en el cuerpo. Los bhandas son tres:

- Jalandhara Bandha: Llave o cierre de la garganta.

- Uddiyana Bhanda: Llave o retracción abdominal.

- Mula Bhanda: llave de contracción del perineo.

• Mudras: gestos psíquicos. El mudra es una postura, gesto o ejercicio específico, que canaliza la energía creada por la asana y el pranayama hacia los centros psíquicos (chakras), colaborando así el despertar de kundalini (energía espiritual) En general han sido guardados celosamente por la tradición. Algunos son practicables únicamente bajo la guía de un maestro experimentado.

• Asanas: Son las posturas físicas desarrolladas en el yoga para fortalecer, flexibilizar y armonizar el cuerpo. En el Raja Yoga, la asana está referida a la postura de meditación, mientras que en el Hatha Yoga, abarca toda la gama posible de posiciones que influyen positivamente en el cuerpo-mente. Las asanas actúan muy beneficiosamente sobre todos los órganos, aparatos y sistemas que conforman la estructura del cuerpo físico. No obstante, el efecto más valorado por los yoguis radica en la activación y el equilibrio energético que producen sobre el sistema de canales y centros psíquicos energéticos (nadis y chakras), así como en la estabilidad y tranquilidad que reportan a la mente. Las características que definen toda asana son firmeza, comodidad, inmovilidad, relajación, respiración adecuada y concentración interiorizada. En su práctica no existe espíritu de competición con los demás o con uno mismo. El practicante no sufre la práctica, la disfruta.

Pranayama: La respiración es un mecanismo automático del que dependemos para estar vivos; pero a diferencia de la mayoría de los procesos fisiológicos, podemos ejercer sobre él una especie de control voluntario. Pranayama es la regulación consciente de la respiración. El Prana es la fuerza vital que hay dentro y alrededor de nosotros. Actúa en nuestra respiración, circulación, digestión y demás procesos del cuerpo y, al mismo tiempo, es la fuerza vital universal que compartimos todos. Al respirar establecemos nuestro contacto más íntimo con la fuerza vital cósmica, que es la razón de que los yoguis consideren de máxima importancia el control de la respiración. Dada la estrecha relación entre cuerpo, respiración y mente, la respiración, puede y debe ser usada como un medio efectivo de trabajar con el cuerpo.

Pranayama y asana son métodos para centrar y dirigir prana.

Asana desempeña dos funciones claves en su preparación para pranayama. En primer lugar, prepara la mente proporcionándole práctica en concentrarse. En segundo lugar, prepara el cuerpo. Para practicar pranayama de manera efectiva se necesita estar en una posición cómoda para que su cuerpo no moleste a su mente mientras se relaciona con su respiración.

Esto fue un resumen de tres libros Claves del Yoga de Danilo Hernandez, El libro completo del Yoga de James Hewitt y La Filosofía Yoga de Fernando Yola y Carmen Dragonetti,