¿Qué es el Yoga?

Existe el Yoga, como meta final, y también el Yoga como sistema de técnicas y disciplinas para alcanzar la meta final. Pero no es eso solamente, sino que hay varios sistemas y , por consiguiente, varios Yogas. El propósito que se pretende alcanzar es el mismo en cada caso. Para el místico hinduista la meta suprema de la vida es la absorción en Brahman: “Yo soy eso”

¿Qué es Brahman? En el Yoga más puro, el de los Upanishads, Brahman es impersonal y carente de imagen. Se puede escribir de muchas formas, sin que tengan que ser todas ellas religiosas. Cada edad y cultura tiene un vocabulario adecuado para designar al Uno.

Clasificación de los Yogas

Cuando se trata de clasificar y agrupar los sistemas de Yoga, nos encontramos con diferencias de opinión entre los especialistas. Esto se debe a que los Yogas se solapan y superponen hasta tal punto que podrían hacerse distintas clasificaciones de igual validez.

Los principales Yogas indios pueden describirse de este modo:

Jnana Yoga: Unión por el conocimiento. Es el sendero del conocimiento espiritual y el de la sabiduría, en el que el intelecto traspasa los velos de la ignorancia que impiden al hombre que vea su Yo Verdadero (Atman) que es distinto del ego empírico.

Bhakti Yoga: Unión por el amor y la devoción. Es el Yoga del amor muy concentrado, la devoción y la adoración en su expresión más refinada como amor al Único. Sus disciplinas son los ritos y la entonación de cantos de plegaria.

Karma Yoga: Unión por la acción y el servicio. Es el sendero de la acción desinteresada y el servicio sin pensar en sus frutos.

Mantra Yoga: Unión por la voz y el sonido. La práctica del Mantra Yoga influye en la consciencia mediante la repetición (bien sea en voz alta o mentalmente) de algunas sílabas, palabras o frases (mantras). La repetición rítmica de mantras se llama japa.

Yantra Yoga: Unión por la visión y la forma. Del mismo modo que el Mantra Yoga influye en la consciencia mediante las vibraciones de la voz y el sonido, el Yantra Yoga se sirve de la vista y la forma. Un Yantra es un dibujo que tiene poder para influir en la consciencia: puede ser una pintura real, una visualización interior o el dibujo de un templo.

Laya y Kundalini Yoga: Unión por el despertar de la corriente nerviosa psíquica latente. Combinan muchas técnicas del Hatha Yoga con el fin de despertar la corriente nerviosa psíquica latente en el cuerpo, simbolizada por una fuerza en forma de serpiente (kundalini) que está enroscada en la base Se va subiendo la fuerza por la espina dorsal, pasando por diversos centros de poder (chakras) hasta que llega al chakra que hay en la coronilla de la cabeza, donde se pone en funcionamiento la iluminación intuitiva (samadhi)

Tantra Yoga: Un termino general para designar las disciplinas fisiológicas. También es la unión mediante el aprovechamiento de la energía sexual. "Tantra" es un término que se utiliza en general para distinguir los sistemas fisiológicos de los no fisiológicos. El tantrismo es también una forma de Yoga, que se sigue principalmente en el norte de la India y el Tíbet, en el que juegan un papel primordial el control de las energías sexuales y la unión de hombre y mujer (yogui y yoguini) bien sea real o como resultado de un acto de imaginación creativa.

Hatha Yoga: Unión por el dominio del cuerpo (especialmente de la respiración) La palabra Hatha saca su etimología de dos raíces: ha, que significa “sol’’, y tha, que significa ‘’luna’’. Al flujo de la respiración por la fosa nasal derecha se le llama "respiración solar" y al de la fosa nasal izquierda, "respiración lunar". La disciplina básica del Hatha Yoga es la regulación de la respiración, la armonización de sus corrientes positiva (solar) y negativa (lunar) o masculina y femenina. Es el Yoga que más se conoce y cuya práctica está más difundida en Occidente. Su característica más conocida la constituyen las posturas: Asanas, termino que ahora significa postura de Yoga, en un principio significaba "asiento" o "modo de sentarse", lo que hace pensar que toda esta amplia gama de posturas se desarrolló partiendo de unas cuantas posiciones básicas de sentarse para la meditación. El Hatha Yoga puede considerarse como una higiene que se dedica a la purificación de todo el organismo. Hay una corriente de tradición muy importante que considera el Hatha Yoga como una purificació previa para el Raja Yoga, que actúa directamente sobre la propia consciencia.

Pranayama:

Pranayama, la ciencia yóguica del control de la respiración, es el núcleo central de la práctica del Hatha Yoga. Básicamente, el Hatha Yoga es el dominio del cuerpo y de la respiración. Los ejercicios de respiración están considerados como algo escencial para la purificación preliminar con la que se limpian las células y los canales nerviosos se preparan para un control avanzado de las energías sutiles internas. El control de la respiración del Yoga actúa a varios niveles, desde el aumento exotérico de vitalidad y salud hasta los acercamientos esotéricos a estados de conciencia místicos. La mente se aprovecha de la calma y el buen tono del sistema nervioso y el tono y la textura de la propia consciencia siente la influencia del ritmo de la respiración y de las pausas que se producen entre inhalación y exhalación y entre exhalación e inhalación. El Pranayama prepara la mente para los ejercicios de meditación del Raja Yoga y la respiración puede convertirse por sí misma en el objeto de concentración y contemplación. Prana es la fuerza que hay en la respiración y la “fuerza vital de cada ser”. Como energía cósmica lo impregna todo. Es la fuerza vital que hay dentro y alrededor de nosotros. Actúa en nuestra respiración, circulación, digestión y demás procesos del cuerpo y, al mismo tiempo, es la fuerza vital universal que compartimos todos. Los Hatha Yoguis dicen que hay concentraciones de prana que se almacenan dentro del cuerpo. Estas son fuentes de fuerza fisiológica y psíquica que se ponen en acción con más facilidad con el pranayama.